Cambio de cerraduras en Hospitalet de Llobregat

Contar con una cerradura de alta calidad se ha convertido en un requisito de seguridad indispensable. Los profesionales coinciden en que la mayor parte de las cerraduras promedio, son pan comido para los malhechores que buscan invadir una propiedad privada haciendo uso de trucos básicos.

Si acabas de adquirir o alquilar un nuevo inmueble, o llevas ya un buen tiempo ocupándolo, será recomendable cambiar tu cerradura actual por un mecanismo más sofisticado.

Nuestros expertos en cerrajería en Hospitalet de Llobregat están listos para encargarse del reemplazo, manteniéndose a tu disposición las 24 horas del día.

Marcas de cerraduras

La marca es un aspecto importante a tener en cuenta antes de elegir una nueva cerradura. Enseguida te presentamos las más confiables del mercado hoy día:

  • Fichet. Fabricante destacado en el ámbito de seguridad, famoso por sus sistemas de llaves a prueba de copias.

  • Tesa. Una alternativa perfecta cuando buscas una buena cerradura con mecanismo multipunto.

  • FAC. Es conocida especialmente por la calidad de sus cerrojos, y sus cerraduras eficientes y accesibles.

  • Cisa. La fiabilidad de sus productos y su relación precio-calidad hacen de esta marca una estupenda elección. 

  • Lince. Una opción más que conveniente, si lo que buscas son cerraduras que sean tan efectivas como fáciles de instalar.

Cambio de cerraduras en Hospitalet de Llobregat

Entre la amplia diversidad de cerraduras que existen, la cerradura multipunto es la más recomendada por su eficiente sistema de bloqueo, mismo que se resiste muy bien a los métodos de apertura forzada más conocidos: bumping, taladro, ganzúa, etc.

El mecanismo multipunto se caracteriza por combinar de 3 a 5 puntos de anclaje, que se abren y cierran por medio de una llave única. Son cada vez más habituales en viviendas familiares, además de encontrarse presentes en locales comerciales, despachos y establecimientos públicos.

Así mismo, siempre es posible complementarlos con otros accesorios de seguridad, como cerrojos y alarmas inteligentes.

Tipos de cerraduras

Hay dos tipos principales de cerraduras:

  • Cerradura embutida. Es la más empleada en puertas de entrada e interior. Se instala en el interior de la puerta, de tal forma que la única parte visible es el frontal, donde debe introducirse la llave. Son cómodas, prácticas y bastante seguras. Se adaptan a muchos y variados modelos. 

  • Cerradura de sobreponer. A diferencia de la anterior, se instala sobre la superficie de la puerta, por lo cual queda completamente a la vista. Por lo tanto, no es la más recomendable en cuanto a seguridad y/o estética, aunque hay muchos modelos existentes. Algunos incorporan una cadena como medida adicional contra aperturas ilegales.

Reparación de cerraduras en Hospitalet de Llobregat

Cuando se trata de labores de cerrajería, como la reparación de una cerradura, lo conveniente contactar a un experto. La asistencia de un cerrajero profesional podrá ahorrarte una buena cantidad de tiempo y dinero.

Como especialistas con experiencia, estamos al tanto de los problemas que pueden afectar el funcionamiento de una cerradura y sabemos como solucionarlos.

Llaves atascadas, bombines en mal estado y mecanismos rotos, son algunas de las situaciones con las que hemos tratado con mayor frecuencia. Siempre actuando de manera rápida, eficiente y con lujo de amabilidad hacia nuestros clientes.

Ante cualquier desperfecto, te invitamos a comunicarte con nosotros. Acudiremos al instante hasta tu domicilio con la garantía de realizar un trabajo impecable.

Partes de una cerradura

En una cerradura tradicional podemos identificar las siguientes partes:

  • Frontal. Es el elemento visible, que distinguimos de inmediato en la puerta. Posee un conjunto de tornillos que se ocupan de sujetar el bombín y mantener la cerradura en su lugar.

  • Resbalón. Se encuentra ubicado en el frontal, entra y sale de la cerradura cada vez que se activa el manillar, o cuando da vuelta el cilindro al introducir la llave. Su diseño y función retráctil permiten abrir y cerrar la puerta.

  • Paletón. También conocidas como bulones, son las piezas que se retraen por dentro de la caja para controlar el acceso. El mecanismo necesita de la llave adecuada para funcionar.

  • Bombín. Se le llama también cilindro y es uno de los componentes más esenciales. La llave se ingresa en el interior, abriendo y cerrando el sistema. Aunque puede llegar a estropearse, basta con reemplazarlo si deseas continuar haciendo uso de la cerradura a largo plazo.

  • Manilla o pomo. Es el asidero que debes oprimir o deslizar hacia abajo para terminar de abrir la puerta. No todas las cerraduras lo tienen.

  • Cerradero. Se trata de una placa metálica dispuesta en el resbalón y próxima a otros componentes como el paletón y los bulones.

  • Bocallave. Se halla únicamente en las cerraduras que carecen de bombín, permitiendo introducir la llave en su lugar.

Actualmente no todas las cerraduras cuentan con los mismos componentes, pues los modelos han ido cambiando para cumplir mejor sus funciones. Las cerraduras digitales, por ejemplo, disponen de sistemas mucho más sofisticados para elevar sus medidas de seguridad al máximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.