Cambio de bombines en Hospitalet de Llobregat

Entre las piezas con las que cuenta toda cerradura, el bombín es una parte esencial para su funcionamiento. Cualquier cerrajero de fiar se encuentra familiarizado con este repuesto.

Nosotros, como empresa especializada en servicios de cerrajería en Hospitalet de Llobregat, estamos a tu disposición durante las 24 horas del día para resolver cualquier inconveniente relacionado con los bombines de tu cerradura.

¿Qué es un bombín?

También llamado cilindro, es la pieza que se encarga de activar la cerradura, haciendo posible abrir o cerrar una puerta con llave. 

Cuando un bombín se desgasta o viene defectuoso de fábrica, resulta indispensable sustituirlo por un elemento de buena calidad, que garantice el funcionamiento del mecanismo a largo plazo.

¿Cuándo cambiar un bombín?

Por regla general, las cerraduras se fabrican para funcionar sin inconvenientes hasta el final de su vida útil, lo cual incluye todos sus elementos. Por lo tanto casi nunca hace falta emplear medidas de mantenimiento específicas.

Sin embargo, hay casos en los cuales los bombines suponen un motivo de avería.

Algunas señales de esto pueden surgir cuando tienes problemas para meter o sacar tu llave, si se queda atascada en el interior y si la puerta abre o cierra inadecuadamente. Casos como estos ameritan la revisión de un cerrajero profesional, que sea capaz de desmontar el sistema para colocar un cilindro nuevo.

Bombines de alta seguridad

Si debes cambiar tu bombín, es hora de buscar un repuesto con la mejor calidad. Afortunadamente hay una buena variedad de alternativas disponibles, que provienen de marcas de prestigio. 

Los cilindros de alta seguridad se clasifican de acuerdo a las siguientes categorías:

  • De latón

Esta clase de bombín posee una leva de 15 mm con múltiples pitones y acceso para cinco llaves. Sus mecanismos de protección incorporan una enorme resistencia ante los métodos de apertura ilegal más comunes, como el bumping y el uso del taladro. Es posible adquirirlos con un certificado propio, que dará fe de su calidad y eficacia.

  • Antibumping

Estos modelos son una opción popular, con la que puedes prevenir el método de intrusión preferido de muchos ladrones: el bumping. Se caracteriza por disponer de un embrague doble y pitones múltiples. Sus mecanismos de seguridad repelen el uso de taladros, pasadores y ganzúas.

  • Doble protección

Un dispositivo innovador que ya dispone de su propia patente. El mecanismo se conforma por seis pitones y leva de 15 mm. Incluye además, la adición de 5 llaves de diseño alargado, indispensables para accionarlo en la puerta. De manera opcional, es posible hacer uso de una tarjeta de propiedad que mantenga a resguardo las llaves.

  • Doble embrague

Una elección sofisticada, la cual se distingue por sus bonitos acabados de latón. El embrague doble es complementado mediante el siguiente conjunto de protecciones: pitones a prueba de ganzúa, pasadores anti-taladro y desde luego, sistema antibumping.

  • Con cinco llaves

Se conoce como una de las mejores opciones actuales, ante el ingenio de los intrusos. Cuenta con un bombín de latón y cinco llaves. Su sólida estructura soporta de manera excelente todo atentado de invasión que se lleve a cabo con los métodos más conocidos entre ladrones. Se ha vuelto común en locales particulares, pisos y casas.

  • Anti-extracción

Su práctico diseño resalta por su resistencia y fiabilidad. Entre sus mejores características se encuentra la implementación de un sistema a prueba de roturas, y una tarjeta de seguridad propia. Se cierra con una llave de cuello largo, tan sólida como el resto de los elementos del bombín.

  • Alta seguridad

La última opción de bombín es esta, que se adapta perfectamente a distintos tipos de cerraduras. Aparte de su eficiente diseño, el mecanismo posee cinco llaves de patente y cilindro fortificado con una columna de acero. Esto disminuye al máximo las posibilidades de rotura que pudieran surgir por el empleo de herramientas pesadas, como ganzúas y taladros.

Tipos de bombines

En cuanto a los tipos de bombín existentes, podemos mencionar dos clasificaciones principales:

  • De embrague simple. Evita que la puerta se abra desde afuera cuando dejas las llaves colocadas en el interior.

  • De embrague doble. Permite abrir la puerta por fuera, aunque las llaves sigan puestas del lado interno.

Una clasificación secundaria es la que surge de acuerdo a la entrada del bombín:

  • Doble. Es el formato habitual para los accesos principales en viviendas y negocios varios, ya que puede cerrarse tanto desde el interior como desde el exterior, siempre y cuando se cuente con la llave. 

  • Única. La única manera de cerrarla es desde el exterior, haciendo uso de llave. Se instala en lugares como cobertizos y trasteros, en los que no sea necesario cerrar por dentro.

  • Con botón. Se instala más que nada en las puertas de comunicación interior, para baños y dormitorios. Se cierra con llave desde afuera y también desde adentro, oprimiendo un botón que garantiza la privacidad del ocupante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.