Cierres Métalicos


¿Necesita ayuda? contacte con técnico cerrajero
Llámenos al 902 80 80 55

Como funcionan los cierres metálicos


Los cierres metálicos están formados por lamas onduladas de 1 milímetro de espesor, estas son onduladas para que sea fácil el enrollado y la persiana metálica se aloje correctamente en el tambor de la misma. Las lamas de los cierres metálicos están unidas mediante un acabado en rizo de la lama y por donde se une cada lama ondulada y de esta forma se va formando lo que se llama la "sabana de la persiana" esta si es muy ancha lleva una lama mas gruesa, más del doble, cada ciertas lamas, más o menos cada 10 o 12 lamas, así se evita que la persiana se zarande cuando haga viento, haciendo la persiana metálica mas consistente y rígida. El cierre cogido en el tambor mediante dos pestañas que por regla general son dos trozos de lama simple, y estas van cogidas a los muelles encargados de rectar fuerza al conjunto del cierre metálico, estos muelles son de mucha importancia, ya que sin ellos seria imposible levantar la persiana, los muelles van apollados en un eje que es donde la persiana se enrolla o recoge cuando el local esta abierto.

Los problemas que suelen dar los cierres metálicos son que en ocasiones las lamas se mueven y se corren a uno de los extremos anclando en las guias de los laterales y así imposibilitando el movimiento de la persiana en uno de las dos direcciones del cierre metálico, apertura y cierre. A veces también ocurre que por no llevar un mantenimiento continuo y habitual, la persiana metálica se rompe por el eje o alguna de sus poleas, estas reparaciones se suelen solucionar rápido por uno de los técnicos cerrajeros de la zona.

El sistema de funcionamiento de una persiana realmente es simple, sabana metálica que enrosca sobre un eje mediante unos muelles y unas poleas, no tiene mas secreto.

Es aconsejable instalar un motor en el centro del eje para que el cierre metálico se accione automáticamente cuando el dueño lo disponga. Estos motores no son caros y se instalan en cuestión de unas dos horas y permite que la persiana suba y baje de manera automática haciendo que esta sufra muy poco y alargando la vida de la persiana metálica.

Si tiene cualquier problema con su cierre metálico no dude en ponerse en contacto con nosotros, le atenderemos rápido y siempre solucionando su problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario