Llave bumping



Una de las técnicas que más se ha usado para presionar a las cerraduras y que estas se abrieran si dejar rastro en los cilindros, a la cual se llama técnica bumping.

Este invento se dio en 1970 por los cerrajeros de Dinamarca, los cuales usaban una gran técnica para desbloquear los cilindros de las cerraduras. De esta manera se conseguía abrir las mismas sin dejar rastro. Este sistema de llave bumping consiste en presionar ligeramente, es decir, sin esfuerzos una llave en la cerradura. Esto hace saltar los cilindros, lo que permite abrir la cerradura.

Esto no fue ningún problema, hasta que salto a la rama de robos en 2002, lo que hizo que esta técnica tuviese que ser eliminada en las nuevas cerraduras, ya que si este sistema no se evitaba en las cerraduras, las mismas podían ser abiertas de una manera realmente muy sencilla, por lo que las cerraduras de hoy en día luchan contra este sistema.

Por ello, la mejor medida que podemos tener a día de hoy para proteger nuestra vivienda de los robos es el cambio de cilindros por cilindros antibumping, los cuales nos permitirán poder conseguir que esta técnica no sea valida en nuestra cerradura, por lo que podremos estar mucho más seguros en nuestro hogar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario