Abrir cerradura del garaje helada


Uno de los grandes problemas que muchas veces nos vamos a encontrar al abrir las puertas de nuestros garajes es que debido a la humedad y sobre todo al frío de las noches, las cerraduras del garaje estan congeladas, lo que quiere decir que no podemos abrir la puerta, y con ello no podemos sacar el coche para acudir a nuestro trabajo o donde tengamos que ir. Y es que esta situación en muchas ocasiones es realmente muy preocupante, ya que si tenemos realmente prisa para acudir a algún lugar tenemos que decir que la cosa se complica.

Es por ello que lo mejor que podemos hacer en esta situación de congelación de la cerradura del garaje es intentar dar calor en la medida que nos sea posible en la cerradura y en los pitones que hacen que la cerradura se cierre, ya que debido al rocio de la noche, junto al frío de una noche bastante fría puede hacer que los mismos se hayan congelado, por lo que al intentar girar el cerrojo para que se abra la puerta este no gire, es decir, que no nos dará respuesta.

Es por ello que el calor lo podemos dar con un secador, o con algún tipo de aparato que tengamos a mano que proyecte calor. Tenemos que tener en cuenta que una de las peores cosas que podemos hacer es echar agua caliente para intentar descongelar, ya que si hace mucho frío en el exterior este agua se congelará rápidamente, haciendo que el problema se agrave aún más.

Pero lo que si tenemos que tener en cuenta es que una puerta de garaje congelada nos costará bastante tiempo descongelarla, ya que el hielo tardará un poco en descongelar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario