Marsans y las cerraduras


Una de las formas más sencillas para hacer que sus trabajadores finalmente no acudiesen a trabajar fue cambiar las cerraduras de las oficinas de las agencias de viajes de la empresa.
Una vez que los trabajadores acudieron al trabajo se dieron cuenta de que las llaves para abrir las puertas de las oficinas no funcionaban, y esto se debio a que la empresa cambio entre un día y otro todas las cerraduras de sus oficinas.

Esta fue la primera medida para despedir a sus trabajadores en Argentina, lo que demuestra que los cambios de cerraduras pueden ser un símbolo de despido para los trabajadores, tal y como ocurrió en Marsans.

Dicha empresa decidió cambiar antes las cerraduras para impedir a los trabajadores trabajar en vez de anunciarselo antes a los trabajadores, por lo que os propios trabajadores se sintieron aun más indignados.

Al cambio de las cerraduras hay que sumarle que los propios trabajadores llevaban ya más de 2 meses sin cobrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario