RFID bloqueo de la puerta digital



Las cerraduras con clave son muy seguras, pero tienen un inconveniente, ¿qué sucede si tienes que estar entrando y saliendo continuamente?
Hay lugares donde se trabaja el dia de corrido y los usuarios pasan solamente dos veces al dia, cuando entran al recinto y cuando salen, por ejemplo un laboratorio.
Pero cuando es una oficina de trabajo con horario rotativo y muchos empleados, como puede ser un call center o un edificio de gestoría, las claves en ocasiones pueden ocasionar aglomeraciones de personas, debido a que muchos se pueden olvidar o si alguien estropea la pantalla con algo en sus dedos ya se generan inconvenientes.

Las tarjetas RFID fueron una solución a esto ya que la apertura y cierre de la puerta se hace solo para ti mediante la agitación de la tarjeta.
El proceso molesto de girar el picaporte y el ingreso de códigos, que si no es por la rapidez de algunos usuarios puede llegar a restar horas de trabajos si sumamos todos en un edificio fue solucionado con la incorporación de las tarjetas inteligentes que bloquean y desbloquean la puerta.

Gracias a la grandeza de la RFID Card, nunca volverá a ser bloqueado debido a olvidar sus propias llaves o claves.
El lector de RFID generalmente cuenta con un teclado que se usa para utilizar un PIN, lo que agrega más seguridad si quiere y puede ser programado para utilizarse primero el PIN y luego la tarjeta o al revés, lo que da una seguridad extra.
Es muy fácil reprogramar el código y la tarjeta, además existen cerraduras, que se programan para que un usuario especifico ingrese primero el PIN y luego pase la tarjeta, otros que únicamente abran con PIN y otros que requieran PIN, tarjeta y nuevamente PIN, seguridad súper extra.
Lo mejor de todo es el desbloqueo, ya que con la tarjeta se abre automáticamente la puerta, nos evitamos el ingreso de llaves o claves y no debemos girar el picaporte, únicamente pasamos la tarjeta y entramos o salimos.

Todo esto parece bastante impresionante, casi salido de un filme cinematográfico, sin embargo se utiliza en la vida cotidiana, en cientos de puertas, de edificios, oficinas, hoteles y hogares.
Es que la onda “geek” y tecnológica a llegado hasta lo más cotidiano y simple de la vida, como la cerradura de la puerta, pero la protección de datos y privacidad no es tema de menor importancia.
Por eso generalmente las cerraduras que cuentan con este sistema siempre cuentan con sensores de alarma contra incendios, bloqueos automáticos y fuente de alimentación extras para cualquier inconveniente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario