Problemas de una cerradura mal instalada

Una cerradura mal instalada puede traernos muchos problemas como vamos a ver a continuación.

Y es que una cerradura mal instalada quiere decir que nos elimina toda la seguridad que nos puede permitir una cerradura, ya que si esta mal instalada el nivel de seguridad va a disminuir en gran grado, por lo que se podrá abrir por los expertos en robos de una manera bastante más sencilla que si dicha cerradura estuviese bien instalada.


Por otra parte una cerradura mal instalada puede hacer que nuestra puerta de acceso no cierre correctamente, ya que muchas veces con el tiempo se acaba por mover un poco más lo que hace que choque una parte de la cerradura con la otra por lo que la puerta que da acceso al otro lado de los guardado con la cerradura no cierre de la forma adecuada, ya que al chocar este choque impide el cierre de la misma correctamente.

Otro motivo puede ser el contrario, y es que al estar mal instalada una cerradura, el espacio entre ambas partes de la misma sea más amplio de lo recomendado, lo que hará que la puerta se abra sola, ya que el cierre de la misma cerradura no se juntara de la forma correcta, por lo que no funcionará tal y como se espera.

Por ello las cerraduras deben de estar bien instaladas para que todo funcione correctamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario