Descongelar cerradura

Una de las cosas que más suele ocurrir en invierno es que nos encontremos alguna cerradura congelada por el hielo.

Normalmente esto suele ocurrir debido a que a llovido o nevado y posteriormente se ha congelado dicho agua en el interior de la cerradura debido al frío al que esta expuesta la cerradura.

Por ello, lo más normal es intentar echar sobre dicha cerradura agua caliente para intentar deshacer el agua, pero esto verdaderamente no hay que hacerlo, ya que sino conseguimos derretir el hielo a la primera, el agua que estamos echando encima de la cerradura se congelara, lo que hará que se nos compliquen las cosas.

Por ello, una de las cosas mejores es intentar que se descongele por si sola, un ejemplo es intentando secarla con un secador en caso de ser posible, ya que para que todo funcione correctamente hay que deshacer el hielo.

Si esto no funciona no hay que ponerse nervioso, ya que en cuanto las temperaturas asciendan, el agua se descongelara y con ello podremos a volver a utilizar la cerradura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario