Cerradura empotrada


Una de las cerraduras más comunes que podemos encontrarnos por la mayoría de las puertas que no necesitan cerrarse por seguridad, sino solamente se cierran con normalidad es la cerradura empotrada.


Este tipo de cerradura empotrada es una de las más utilizadas en las viviendas, ya que su funcionamiento es realmente sencillo, ya que para su manejo solamente hace falta hacer un movimiento de manivela hacia abajo, y el pestillo que mantiene dicha puerta cerrada se introducirá lo que permitirá que la puerta se abra y podamos pasar por la puerta hacia otra estancia de la vivienda.

Y es que el funcionamiento de las cerraduras empotradas es tan sencillo, que hasta los más pequeños de la casa, en cuento llegan a la manivela aprenden rápidamente a abrir la puerta, ya que esta no necesita de ninguna llave para abrir la puerta como sucede con una de las cerraduras cilíndricas o de otro tipo que funcionan con llave o código para que dicha puerta se abra.

Y es que las cerraduras empotradas sirven para cerrar puertas pero no da ningún tipo de seguridad, por ello se instalan en las puerta internas de la vivienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario