Abrir puerta sin llave


Una de las puertas que más fácil es abrir para un cerrajero son aquellas puertas que se quedan enganchadas y no abren, pero dichas cerraduras no tienen llave, es decir solamente se abre con el manillar que algunas veces se queda bloqueado lo que impide la entrada a la otra estancia de la puerta, ya que la puerta realmente se ha quedado bloqueada.

Por ello, este es uno de los servicios más básicos de un cerrajero, ya que para abrir este tipo de puertas el cerrajero solamente tiene que llevar la herramienta necesaria y en menos de dos minutos la puerta ya estará lista para volverse a utilizar, ya que este tipo de bloqueos normalmente viene dado por portazos fuertes, que hace que la pestaña de la cerradura se bloque por el fuerte impacto y nos impida la entrada.

Pero es tal la sencillez, que el cerrajero una vez que vea el problema de la puerta no tardará nada en abrir y solucionar el problema, ya que para los expertos en la temática esta averías son de las más sencillas que se pueden encontrar en su trabajo, de aquí que el tiempo en arreglar dicha cerradura sea el menor posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario