Partes de una cerradura




Todas las cerraduras en si son diferentes unas de otras, cosa que las hace especiales, ya que solamente se puede abrir con una llave especial cada una de ellas.
Una vez dicho esto, hay que decir que cada cerradura es distinta como podríamos decir en su contraseña pero es realmente parecida en su interior, es decir, en su mecanismo, el cual es el que hace funcionar a la cerradura.
Ahora vamos a comenzar a nombrar las diferentes partes principales de una cerradura para familiarizarnos con ellas y así comprender algo mejor el funcionamiento de las mismas.
El palastro: El palastro es la caja de hierro que guarda el mecanismo de la cerradura para que esta funcione perfectamente. Sin el palastro, el mecanismo se saldría de su posición fácilmente.
El pestillo: El pestillo de la cerradura es el cerrojo que es movido por la llave. Este se divide en dos partes, la cabeza que es la parte del pestillo que sale al exterior, es decir, la parte que podemos ver cuando abrimos una puerta, y la interior, que es la parte que no vemos y que conduce las ordenes del mecanismo hasta la cabeza del pestillo. Este a su vez es accionado cuando la llave clave de la cerradura lo acciona para que funcione, bien sea para abrir la cerradura o para cerrarla.

Embellecedor: es la parte exterior que destaca por dar un toque decorativo a la cerradura, ya que sin el la cerradura sería un elemento realmente feo.
932433770 atención 24 horas

1 comentario: