Cerradura exterior que no cierra




Uno de los problemas que suele ocasionar el calor ahora en verano en las cerraduras exteriores, es que las puertas no cierran correctamente.

Esto ocurre muchas veces debido a que el calor dilata la cerradura haciendo que esta sobresalga de la puerta un poco lo que impide que dicha cerradura cierre correctamente.

Por ello, lo primero que debemos hacer es mirar haber cual es el motivo exacto por el que no cierra.

Lo primero que haremos es mirar todos los tornillos, para ver si están todos sujetos correctamente o se ha soltado alguno. De ser así solamente tendremos que coger un destornillador adecuado e insertar de nuevo o apretar los tornillos para comprobar que este es o no el fallo, que impide cerrar la puerta correctamente.

Si vemos que este no es el motivo real, tendremos que ver si la cerradura choca con la puerta, ya que este suele ser el motivo principal. En caso de ser este el problema, lo mejor es ver si con el frío de la noche cierra correctamente para intentar tomar una solución.

Dicha solución suele ser la más recomendada, es decir, llamar a un cerrajero, el cual nos arregle la cerradura, normalmente cambiándola por otra, para hacer que la puerta exterior vuelva a cerrar de nuevo correctamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario