Abrir puertas


Como vamos a poder comprobar hay dos tipos de formas de abrir las puertas según esta haya sido cerrada.

La forma más sencilla de abrir una puerta es cuando esta ha sido cerrada sin llave, ya que al no haber sido cerrada, el sistema de seguridad extra que se instala cuando cerramos con llave la puerta no ha sido puesto por lo que nos sera bastante más fácil abrir la puerta que si hubiésemos echado la cerradura. Y esto se debe a que solamente esta puesta la lengüeta para que no se abra la puerta, cosa que es bastante más sencilla de abrir.
Para esto podemos intentar abrirla con una radiografía, aunque si decidimos llamar a un cerrajero, este solamente necesitara una herramienta para abrir la puerta lo que le resultara bastante cómodo.

Por otra parte si la puerta ha sido cerrada con llave la apertura de la misma puede resultarnos un poco más complicada. Por ello lo mejor es llamar a un cerrajero para que mire que tipo de cerradura tenemos y una vez visto esto intenta abrirla lo antes posible. Hay que decir, que cuanto más moderna es la cerradura y más seguridad tenga, más dificil le va a ser al cerrajero abrir la puerta ya que este tipo de puertas viene con un sistema de seguridad ampliado que hace más dificil la apertura de la puerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario