Abrir puerta con las llaves puestas en el interior


Uno de los grandes problemas es cuando nos encontramos que al introducir nuestra llave en la cerradura nos damos cuenta de que esta no entra en la misma, y con ello no podemos abrir la puerta.

Muchas veces ocurre esto, sobre todo si vivimos con más gente y alguna de dichas personas se deja las llaves puestas en el interior de la vivienda lo que impide abrir la puerta desde fuera.

Antes, las cerraduras se podían abrir con las llaves puestas en el interior con un poco de fuerza, ya que si conseguíamos tirar la otra llave, conseguiríamos introducir la nuestra para abrir la llave.

Pero en la actualidad hay que decir que esto es más complicado, ya que las cerraduras modernas dan preferencia a la llave interior, ya que esta es la llave que en principio deja puesta el propietario de la misma para dar seguridad a la vivienda, lo que hace casi imposible que la llave externa pueda abrir la puerta, ya que esta, está protegida por la llave interior.

Todo esto nos obliga a intentar abrir la cerradura con una radiografía, pero lo más seguro es llamar a un cerrajero de confianza para que acuda al lugar y nos abra la puerta sin problemas, ya que podemos pasarnos horas y horas intentando abrir la puerta con diferentes medios sin resultado, lo que nos obligara finalmente tener que llamar al cerrajero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario