Cerrajeros 24 horas


llamar a un cerrajero de 24 horas se ha convertido hoy en un dolor de cabeza, ya no solo por la consideración de que nos va a cobrar caro, sino por el mal rato que se pasa al no poder entrar a tu casa o negocio porque se nos ha perdido la llave o la cerradura se ha estropeado, o en el peor de los casos nuestra vivienda, oficina o negocio nos lo han forzado. De cualquier forma también habría que entender al cerrajero que, aunque sea difícil por el mal momento que se esta pasando al no poder entrar, pero es que también es una situación embarazosa tener que dejar un plato de comida, por que cuando te ibas a poner a cenar te entra una urgencia, o cuando estas en medio de un servicio, colocando una cerradura o arreglando una persiana, tienes que dejarla y salir corriendo a ayudar al cliente que esta esperando para entrar en su casa o negocio. Hay que tener en cuenta las dos caras de la moneda, por eso nosotros intentamos tratar al cliente con la delicadeza que se merece cualquier persona que esta pasando por un mal trago y llegar lo mas rápido posible y que el trafico nos permita aunque nos podamos dejar la vida en ello. También es lógico que atendamos los servicios sin rechistar, ya que es nuestro oficio y como cualquier profesional que se valore, debemos hacerlo lo mejor posible.
Esto es lo que pensamos los cerrajeros de Barcelona y seguro que de todo el mundo, claro que luego hay de todo en todos los gremios y también nos podemos encontrar a una persona mal educada e irritante, pero ese, no es nuestro caso ya que casi todos los días se recuerda a los cerrajeros el trato que debe dar al cliente que no esta comprando por placer, sino por obligación.

Llame para solicitar cualquier consulta 902808055

No hay comentarios:

Publicar un comentario